Pablo Rubio: Gastronomía islandesa

Gastronomía islandesa

Islandia es una isla, por lo que su gastronomía está basada principalmente en el pescado, y entre ellos bacalao, truchas y salmón están muy presentes en la dieta, aunque también hay lugar en ocasiones para platos como la ballena. En cuanto a la carne, el cordero es lo más elegido por los comensales. Pero, toda la comida islandesa representa una incógnita para los visitantes de todo el mundo, que se adentran en una gastronomía muchas veces desconocida, afirma Pablo Rubio.

La cocina islandesa se ha tenido que adaptar al aislamiento del país del resto del mundo y a las duras condiciones climatológicas del país, por lo que son muy utilizadas técnicas de conservación como el ahumado, las salazones o el secado.

Aunque los alimentos son de una calidad inmejorable, ya que el pescado es muy fresco y las ovejas y otros animales se crían de forma natural sin hormonas ni ningún otro aditivo, la gastronomía islandesa tiene platos que no son aptos para cualquier estómago, dada la diferencia de sabores y preparación.

Platos destacados de la gastronomía islandesa

Es el caso del hákarl, plato consistente en tiburón, que primero se deja fermentar, enterrándolo durante al menos mes y medio, y después se seca, o del hrútspungur, una especie de pastel de testículos de carnero macerado.

Una vez al año, durante el Þorrablót, fiesta islandesa que coincide con los meses de enero y febrero, se come el Þorramatur, una comida muy típica que consiste en una recopilación de platos tradicionales. Algunos de ellos son el Svið, cabeza de cordero cocida, el Harðfiskur, pescado seco, Súrmatur, un plato de carne, Rófustappa, puré de nabo, Lifrarpylsa, embutido de hígado de oveja, Síld, pescado marinado, Rúgbrauð, un tipo de pan.

Pablo Rubio: Gastronomía islandesa

La bebida alcohólica nacional es el Brennivín, licor de pulpa de patata, aunque también gozan de gran fama las cervezas. La mayoría de los turistas coinciden en que los perritos calientes islandeses -Pilsur- son los mejores del mundo.

Aparte de la comida como tal hay unas delicias islandesas que vuelven locos a los extranjeros de verdad. Una de ellas es el “skyr”. Skyr, el invento islandés es una especie de yogur bajo en grasa pero muy nutritivo y con unos sabores excepcionales, como el skyr de vainilla. Con Skyr y el perrito caliente os podéis ahorrar mucho dinero en comida en Islandia. Islandia también tiene un helado con unas variaciones nunca vistas. Para los niños hacen de un helado un muñeco de muchos sabores y colores y los adultos disfrutan especialmente el helado de vainilla mojado en chocolate.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *